Seguro agrícola: cómo proteger tu inversión

Seguro agrícola: cómo proteger tu inversión
August 1, 2018 Bárbara Aponte
seguro agrícola

Tener un seguro agrícola te ayudará a proteger el dinero que haz invertido en tu agronegocio ante eventos inesperados

¿Qué sabemos del seguro agrícola?

El seguro agrícola tiene como propósito proteger los riesgos y la inversión realizada por un agricultor con el fin de obtener un cultivo en la zona geográfica que sea seleccionada. Este seguro es de suma importancia, ya que protege el trabajo y la finca del agricultor que necesita reparar cualquier daño luego de un evento inesperado.

Los beneficios de tener un seguro agrícola

El seguro agrícola le ofrece varios beneficios a los empresarios y agricultores, tales como:

  • Los agricultores obtienen una protección personal y el país genera un ahorro interno, el cual provee estabilidad al sector. En estos tiempos económicos y después del huracán María, es imperativo contar con este tipo de seguro.
  • En estos últimos años, algunos gobiernos han comprado coberturas de seguros agrícolas con el fin de evitar la pérdida de ciertos recursos y la descapitalización de los productores y campesinos. En el momento menos pensado se pueden perjudicar las cosechas; hay que estar preparado.
  • Ante un desastre natural como un huracán, terremoto, tormenta tropical o inundación, este tipo de seguro cubre de manera individual o en grupo los riesgos climatológicos o biológicos.

Riesgos potenciales

Con cada beneficio puede haber un riesgo. De ser este el caso, los seguros agrícolas

se clasifican en:

  • Clima: sequía, incendio, vientos, granizo, inundación, heladas, falta de piso, exceso de humedad, bajas temperaturas.
  • Biología: enfermedades y plagas. Estos riesgos están relacionados con la siembra, ya que hacen imposible el poder sembrar.
  • Condiciones de invernadero: lluvias, granizo, nieve y explosión.

Toma acción antes de que sea muy tarde

A veces la situación económica complica el diario vivir. Siempre puedes pedir un préstamo agrícola con tu institución financiera de preferencia, ya que así podrás financiar tus labores: compra de herramientas y de maquinaria agrícola, compra de tierra, alimentos, insumos, pago de nómina y cualquier mejora de infraestructura. Los préstamos ofrecen una gran ayuda. Sin embargo, aunque tengas ayudas financieras, las situaciones económicas siempre se complican con eventos inesperados. Por esto, es imprescindible que protejas el dinero que consigues e inviertes en tu agronegocio adquiriendo un seguro agrícola.

El Nuevo Día informó en abril de este año que la Corporación de Seguros Agrícolas (CSA), hizo el 90% del pago de seguros agrícolas a los agricultores, y que están vendiendo las pólizas de seguro para el próximo año. En este ciclo hay una reducción en la cabida de siembras para los productos (hortalizas, plátanos y guineos), con el propósito de que el productor asegure media cuerda.

La buena noticia es que para el 2019, la CSA comenzará “a modificar esas cantidades que le pagan a los agricultores para atemperarlas con los tiempos, teniendo en consideración las primas que el agricultor va a pagar y los costos para que el seguro no se vuelva algo irrazonable que el agricultor no pueda adquirir”, explicó el director ejecutivo Javier Lugo Rullán.

Aún tienes tiempo. Si no has asegurado tus inversiones todavía, comunícate lo antes posible con tu región agrícola, completa tu reclamación y solicita la inspección de la Corporación de Seguros Agrícolas. Siempre existe la oportunidad de luchar y triunfar, pero tienes que tomar ese primer paso de asegurar lo que es tuyo.

0 Comments

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*