Agricultura en Puerto Rico: 5 retos del 2018

Agricultura en Puerto Rico: 5 retos del 2018
March 11, 2018 Bárbara Aponte
Agricultura en Puerto Rico: 5 retos del 2018

Tras el paso de los huracanes Irma y María por Puerto Rico, la agricultura en Puerto Rico se enfrentará a grandes retos en el 2018.

La agricultura en Puerto Rico recibió un duro golpe con el paso de los huracanes Irma y María por la Isla. Como consecuencia, los agricultores enfrentan grandes retos. Superarlos requerirá tiempo y una variedad de recursos.

Según datos del Departamento de Agricultura, la agricultura en Puerto Rico sufrió pérdidas estimadas en $245.8 millones al ingreso bruto agrícola, o IBA, como consecuencia del paso de ambos huracanes. Nunca en la historia del país se habían reportado daños de esta magnitud.

Las regiones agrícolas más afectadas fueron: Caguas, Arecibo, Utuado, Naranjito, Ponce, Lares, San Germán y Mayagüez, en orden de daños.

Cada industria agrícola y cada agricultor sufrió pérdidas que varían según la naturaleza de su operación. Sin embargo, enfrentan los mismos retos, en términos generales.

A continuación, 5 retos generales de la agricultura en Puerto Rico para el 2018:

1. Restablecimiento del servicio de energía eléctrica

Todo empresario en el país estará de acuerdo en que es necesario restablecer el sistema eléctrico lo antes posible. De esto dependerá la solvencia y sobrevivencia de muchas empresas agrícolas. Como muchos, las empresas agrícolas han recurrido al uso de plantas eléctricas para mantener su operación, lo que eleva sus costos operacionales. El tiempo es clave para superar este reto.

2. Reposicionar productos en el mercado

Otro desafío para los agricultores puertorriqueños será volver a posicionar, lo antes posible, sus productos en el mercado local. De ese modo, se pueden reducir las importaciones que, en muchos casos, compiten con los productos locales al ofrecer precios más bajos.

3. Identificar nuevas oportunidades

Además de reposicionar sus productos en el mercado, los agricultores tendrán que ser hábiles identificando nuevas oportunidades de venta para sus productos. Por ejemplo, la matrícula de las escuelas públicas continúa reduciéndose a consecuencia del éxodo de puertorriqueños.

Como resultado, muchas de las ventas que se hacen mediante el programa de comedores escolares bajarán. No obstante, la población de adultos envejecientes crece y ese sector representa una oportunidad de aumentar el consumo de productos locales.

4. Mano de obra

La mano de obra también puede escasear debido a la emigración boricua. Aunque de momento muchos obreros agrícolas se quedaron sin trabajo, será necesaria la mano de obra para trabajos de siembra, cultivo y cosecha.

5. Tiempo de recuperación

Para cada industria, el tiempo de recuperación será diferente. Por tener un ciclo corto, las hortalizas y legumbres ─principalmente las hidropónicas─ pueden restablecerse en aproximadamente dos a tres meses.

Por su parte, debe tomar de nueve a 10 meses suplir el 100% de la demanda local de plátanos y guineos. Entretanto, las cosechas de frutas como el mangó, los cítricos, la papaya y la piña, se estima que tomen de 10 a 12 meses.

El café, por otro lado, tardará más en recuperarse. Esto debido a que su ciclo, desde la siembra hasta el comienzo de la cosecha, toma tres años. Además, faltan cafetos para la resiembra inmediata.

En cuanto a la industria lechera, se espera que los niveles regulares de producción se restablezcan en unos seis meses.

Mientras, la prontitud de la recuperación de la industria ganadera dependerá, en gran medida, de la rapidez con la que se restablezca el servicio eléctrico en las áreas donde ubican. Además, los ganaderos tendrán que comprar más ganado para remplazar las más de mil cabezas que murieron como consecuencia del huracán.

La industria avícola (pollos parrilleros y huevo), por su parte, dependerá de la planta procesadora, su capacidad de financiamiento, así como de los fondos federales y estatales asignados para la reconstrucción de infraestructura y la compra de aves.

Para superar esos retos será necesario actuar proactivamente. Además, será esencial utilizar al máximo todos los recursos disponibles. Posiblemente haya que volver a lo básico, en muchos casos. En otros casos, requerirá innovación, más eficiencia y creatividad.

Levantar la agricultura en Puerto Rico está en manos de sus propios protagonistas: los agricultores. Su tenacidad, dedicación y perseverancia han levantado la industria en múltiples ocasiones a lo largo de la historia. Retomar el empuje que había logrado la industria tomará algún tiempo, pero es posible.

0 Comments

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*