La importancia de la salud mental en la agricultura

La salud mental es tan importante como la salud física

La perseverancia y la fortaleza son dos de los atributos más destacados de los agricultores. Es muy normal, ya que es un oficio que se dedica a trabajar arduamente con los animales, la tierra y la misma naturaleza.

Muchos agricultores sienten orgullo por su capacidad de soportar y disfrutar de tan importante trabajo. Por tanto, cuando descansan, saben que el receso es merecido, sin necesidad de desarrollar algún sentido de culpabilidad. Pero ¿lo mismo puede decirse cuando se habla de la salud mental?

Alguna vez has pensando que:

  • ¿Sentir estrés por alguna situación (o situaciones) es un asunto que debe atenderse con urgencia?
  • ¿Caer en depresión es una muestra de debilidad?

La realidad es que la salud mental no se toma con la misma importancia que la salud física, como debería ser.

¿Cuán importante es la salud mental?

Si te torcieras un tobillo caminando por una finca o sufrieras de influenza por unos días, de seguro visitarías a un médico o, como poco, descansarías unos días sin sentir que fallas a tus labores.

Sin embargo, cuando el estrés apenas te permite conciliar el sueño o te sientes sin ganas de trabajar la mayoría del tiempo, lo achacas a un asunto pasajero que debes superar con fuerza de voluntad.

“La salud mental tiene que ver con cómo pensamos, sentimos y nos comportamos.

– Michele Payn, agricultora, autora y experta en temas de valor y salud para los agricultores

La realidad es que solemos ignorar nuestra salud mental y, peor aún, hasta cuando reconocemos que tenemos un problema de este tipo, evitamos buscar ayuda. Un error común que cometemos con la salud mental es que tratamos su bienestar como una debilidad o la ignoramos.

Solemos ignorar que el estrés o el trauma mental puede llevar a afectar nuestra salud física.

Por ejemplo, se ha demostrado que el estrés laboral nos puede exponer a una probabilidad de sufrir de enfermedades del corazón, entre muchas otras situaciones físicas. Ignorar nuestra salud mental conlleva consecuencias que no solo se traducen a trastornos sicológicos, sino también físicos. Por tanto, es esencial que busquemos cómo lidiar con ello.

¿Existe estrés en el campo?

No hay duda de que ser agricultor también puede ser estresante, aún cuando trabajes rodeado de la naturaleza y el aire fresco. Este oficio implica todas las grandes responsabilidades administrativas de cualquier empresa, en adición al duro trabajo físico.

“La salud mental del agricultor está positivamente relacionada con la producción de cultivos y la salud de los animales”.

 – Michele Payn, agricultora, autora y experta en temas de valor y salud para los agricultores

Estresores significativos del agricultor puertorriqueño

El agricultor boricua enfrenta y ha enfrentado en los últimos 4 años distintos factores que pueden representar un estresor significativo, tales como:

  • Las obligaciones financieras del agronegocio
  • Los huracanes y lluvias prolongadas
  • Las sequías
  • Las plagas
  • La pandemia del COVID-19
  • Los terremotos
  • La falta de mano de obra
  • Entre otros

Cualquiera de estas situaciones antes mencionadas sería capaz de acabar con arduos años de trabajo en un abrir y cerrar de ojos. Si le sumamos las situaciones cotidianas, como enfermedades o emergencias familiares, pues tendríamos suficientes motivos como para que se afecte la salud mental de cualquiera, por más fuerte que sea. Es decir, perder una cosecha, sea por la razón que sea, puede causar tanto estrés como sufrir un robo.

Síntomas del estrés crónico

Según Michele Payn, agricultora y experta en temas de valor y salud para los agricultores, existen varios indicadores del estrés crónico. Ellos son:

  • Cambios en el sueño
  • Falta de apetito
  • Aislamiento social
  • Lenguaje corporal agitado
  • Consumo excesivo de alcohol
  • Dolores continuos de cabeza
  • Corazón acelerado
  • Ansiedad, soledad y tristeza
  • Entre otros

¿Cómo sabemos que sufrimos de una situación mental?

A diferencia de una cortadura, que sangra y produce dolor instantáneo, las condiciones mentales son más difíciles de detectar. Sin embargo, no quiere decir que no se manifiesten sus síntomas.

Efectos físicos causados por estresores:

  • Sentirse sin ánimos de trabajar
  • Perder el sueño
  • Sentirse débil o en peligro
  • Sufrir de respiración cortada
  • Entre otros

Es imprescindible reconocer que cualquier situación puede afectarnos. Además, es muy importante saber cómo lidiar con lo que nos afecte la salud mental y cómo buscar ayuda.

Maneras de trabajar con nuestra salud mental

La primera solución siempre será la ayuda profesional. Acudir a un sicólogo no es una muestra de debilidad: al contrario, se requiere madurez emocional para reconocer cuándo buscar ayuda. ¡Olvida los estigmas!

Tal vez el alivio puede residir momentáneamente en simplemente conseguir que alguien te escuche desahogarte. Debe ser alguien de confianza que sepa escuchar en ves de arreglar a uno —no estamos rotos simplemente porque sufrimos—.

Otra manera de combatir las perturbaciones mentales es a través del ejercicio. También debes intentar de establecer una rutina efectiva para ti. Acuéstate y levántate a la misma hora, respectivamente y establece un tiempo de descanso y alimentación. Intenta despegarte de los aparatos electrónicos, que pueden ser una fuente de estrés innecesaria y adicional.

Lo importante es que encuentres maneras de aliviar los efectos del estrés en lo que decides acudir a un profesional de la salud.

Para nosotros en Puerto Rico Farm Credit tu bienestar físico y emocional será siempre de gran importancia. Pendiente a las señales y actúa desde el principio. ¡Te queremos saludable!

 

0 Comments

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*