Cómo contribuimos a una agricultura sostenible

La aspiración de quien levanta un negocio agrícola es hacerlo crecer, diversificarlo y lograr una producción que le permita mantenerlo como una empresa próspera. Proteger su terreno, el agua que utiliza y los recursos que la naturaleza le provee, es igual de importante para alcanzar el desarrollo de su agroempresa.

Cuando logramos ese equilibrio entre producción y cuidado ecológico, colaboramos con el desarrollo de una agricultura sostenible que asegure el alimento para nuestro país, y la salud del medio ambiente. Una apuesta a la agricultura sostenible también será una opción económicamente viable, ayudará a mejorar la calidad de vida del productor.

Enormes retos como la crisis económica mundial y el cambio climático nos hacen conscientes de la responsabilidad que tenemos de explorar nuevas formas de practicar la agricultura, una industria que tiene una alta participación en la emisión de gases de invernadero.

Debemos ser proactivos a favor de nuestros proyectos agrícolas y en solidaridad con el medio ambiente. Sea que estés emprendiendo tu negocio agrícola o que quieras expandirlo, puedes comenzar a integrar prácticas que respeten el suelo, el agua y el aire, y que procuren el bienestar de tus empleados y tu entorno comunitario. Además de ayudar al planeta desarrollando un negocio ecológicamente responsable, invertirás para beneficiar tu propiedad agrícola y la calidad de tu producción. A continuación, incluimos algunas prácticas que organizaciones agropecuarias y ecologistas utilizan para promover el sector agro para las próximas generaciones.

Respeta el entorno

Una consideración indispensable al momento de elegir tu producción es que esté en armonía con el espacio natural que le rodea. Esto implica no abusar de sus recursos naturales y permitirles renovarse. No se debe recurrir a la quema agrícola porque, además de que elimina muchos nutrientes del suelo, pone en riesgo el ecosistema y genera emisiones de gases de efecto invernadero.

Prefiere los biofertilizantes

Cada vez son más populares los abonos ecológicos o fertilizantes biológicos para sustituir los sintéticos, porque ayudan de muchas maneras a tener cosechas más saludables. Es conocido que estos abonos mejoran la calidad del suelo y evitan la contaminación de los cuerpos de agua. Este tipo de fertilizante ayuda en la absorción de nutrientes como el fósforo, hierro y nitrógeno, entre otros.

Alterna los cultivos

Planificar la rotación de distintos cultivos es recomendable cuando se trata de promover la agricultura sostenible. ¿Por qué se considera una práctica saludable y favorable para la finca? Por un lado, permite la diversificación de la producción con cultivos de temporada; por otro, ayuda al terreno a recuperar algunas propiedades nutritivas, previene su erosión y evita que las plagas se instalen. Entre temporadas, el terreno también puede ser utilizado para el ganado, lo que le aporta estiércol como abono orgánico. Es otra práctica que ayuda a mejorar el rendimiento de la finca.

Te recomendamos: e-Book Guía para comenzar en la hidroponía

Manejo adecuado del agua

En la agricultura se utiliza el 70% del agua del planeta, según datos del Banco Mundial. Este dato sugiere que es necesario hacer ajustes en la operación de la finca para utilizar el agua de manera justa, evitando desperdicios y protegiéndola en las sequías. El riego de precisión, como se le conoce, puede parecer una inversión inicial de infraestructura onerosa para una finca pequeña. Pero, en realidad, le permite asegurar sus operaciones, la calidad de la cosecha y reducir el desperdicio de este recurso.

Manejo integrado de plagas (MIP)

Esta práctica se desarrolló ante el creciente uso de plaguicidas y su efecto en la crisis del control de plagas, en la salud de los agricultores, sus comunidades, y el daño al ambiente. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) explica que el MIP combina el uso de prácticas biológicas, químicas, físicas y agrícolas que minimizan el uso de plaguicidas en los cultivos. Este método disminuye los costos de producción y asegura cultivos de más calidad, así que el agronegocio puede obtener mejores precios por sus productos.

Tecnología agrícola responsable

Te recomendamos: Aumenta el rendimiento de tu finca con la agricultura de precisión

La tecnología se ha instalado también en los campos. Cada vez es más común el uso de maquinaria, que ayuda a ganar eficiencias y reducir gastos en mantenimiento. Siempre debe procurar que su uso no cause daños al terreno y al ambiente. Se puede complementar con otros recursos tecnológicos cada vez más accesibles como drones y sensores de suelo. Asimismo, es beneficioso seguir incorporando sistemas de energía renovable, que redundarán en otra economía en los costos operacionales de la finca.

En Puerto Rico Farm Credit creemos en nuestros agricultores y por eso ofrecemos diferentes servicios para ser el apoyo que necesitan. No dudes en comunicarte con nosotros para recibir atención especializada en tu tipo de negocio.

¡Queremos ayudarte a crecer!, esperamos tu llamada (787) 753-0579

0 Comments

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*